"Caldo primordial" de Gerardo Dávila: una historia de Percha Teatro. Por Aarón Coré.

 "El teatro es una lucha incruenta, es nuestra necesidad de apropiarnos del otro-los autores, los colegas del trabajo, los espectadores, los muertos-, de fundirnos con él, de devorarlo, utilizando todo nuestro metabolismo para absorber lo esencial y expulsar lo superfluo". 

Eugenio Barba. 

  ¿Qué condiciones especiales originaron a  Percha Teatro? ¿Cómo con el  paso del tiempo absorbieron en su ser y sangre la pasión por el teatro?

  A lo lejos, estoy mirando a dos actores arriba del como si fuera un barco. También, una jaula, paraguas, botellas … objetos suspendidos por encima de ellos. Silenciosos y medio escondidos de la iluminación de tonalidades azules. Lo recuerdo bien. Estaban los objetos y los cuerpos distribuidos en escena de la Sala Experimental del Teatro de la Ciudad, Monterrey, Nuevo León México.

  Al principio, antes de la tercera llamada, la acción se movía  a través de sus cuerpos. De pronto, la palabra rompió el silencio. ¿Tú crees que alguien la encuentre y le importe? El hombre pronunció esas palabras para cuestionar un acto de esperanza que ambos habían realizado tiempo atrás.

   Así me di cuenta, como espectador, que había acudido al encuentro de un él,  ella y espectadores vivos que conformaban un nosotros. Porque ¿Qué significaría la vida si no existieran las preguntas que  inquietan a los personajes y al público? Es decir, el punto de conexión entre la ficción y lo humano fue a partir de una pregunta que brotaba de una realidad que se aceptaba y se iba sintiendo verdadera para quienes mirábamos desde nuestro lugares.

   Además, citaron un fragmento de Shakespeare creyendo que era suyo. Es decir, existen fragmentos de un texto que se repite tanto en nuestros oficios y vida, que a veces termina  mezclándose a nuestro ser. Al recitarlo, se convirtió en una metáfora de lo que poco a poco se iría desvelando. Ellos decidían ser, accionar, estar vivos, abrazar la fortuna, tomar las armas y con ellas, enfrentar las calamidades. Dicho de otra manera, ¿Quién empujaría todo el tiempo ese gran barco? ¿Quién motivaría, sugeriría y transmitiría esperanza en momentos de larga espera? ¿Cómo resistirían?



  Iba quedando claro, que la memoria era parte del motor que impulsaba la imaginación de los navegantes en escena. Los dos retornaron a sus orígenes para tratar de saber cómo habían llegado a ese lugar en que nosotros los habíamos encontrado minutos antes. De nuevo, los personajes de Leticia Parra Bueno y Pablo Luna, no encontraron la respuesta. Pero quienes mirábamos, al menos un servidor, no pudo marcar distancia. ¿Cuándo se responderán todas nuestras dudas? ¿Qué hace uno mientras desciframos las respuestas? Tampoco lo he descubierto. Pero voy sabiendo lo que se siente coincidir en la vida como le sucedió a ellos.

   Entre las dudas, el recuerdo los llevó al instante en que se reconocieron el uno frente al otro. A ese momento en que aprendieron la manera de ser otros. ¿Dónde y cómo lo aprendieron? ¿Cómo fue que traspasaron tantos tiempos y espacios? Lo fuimos descubriendo a través de las historias que van contando. Es cuando demuestran su complicidad escénica, técnica clown, realizan gestos, guiños, narran mediante distintos matices de voz, se colocan  una máscara y además, su cuerpo es parte importante de la transformación. Pero, se trata de una actuación que evita todo el tiempo caer en lugares comunes y que requiere de gran energía en el escenario. Sin duda, son  dos grandes actores que viven completamente la situación que a los personajes se les presenta por muy absurda que parezca.




Ahora bien, ¿Qué hay de la dirección? Estéticamente hablando, no es naturalista. Y una obra de memoria y de ser ante la vida, merecía una propuesta así. Que a través del espacio, uno fuera complementando lo que se omite. El espacio se llena con las secuencias y situaciones que invitan a la imaginación. Sin duda, el director trabaja en conjunto con el iluminador, sus actores y todo el equipo que hay detrás de la obra. Ahí se hizo teatro. Ahí, se pensó y vivió  la maravilla colectiva que el teatro requiere. Caldo Primordial, fue un lugar donde hay un encuentro del actor que es otro, y ese otro, se convierte en otro para enfrentarse al espectador y lanzarle una crítica de cómo en su mundo se ha hecho una costumbre el no reaccionar ante las amenazas.



   El mensaje llegó a cada uno de nosotros y sí importa. El Caldo Primordial es como la vida y en la vida se coincide frente al otro. Y además de coincidir, se hace teatro juntos, bajo el nombre de Percha Teatro. Espero, se vuelva a presentar en los escenarios y que acudan más espectadores a mirarlos y  conmoverse. 

   Finalmente,  ¿Dónde está la línea que divide la ficción de sus vidas? ¿Se debe separar una de otra? No. Para este grupo, el teatro  es su forma de resistir ante el mundo. Leticia Parra, Pablo Luna y Gerardo Dávila traen sangre teatral en las venas. Y lo expresan en sus vidas y escenario como si fuera un poderoso grito de batalla. ¡Larga vida Percha Teatro!

Por Aarón Coré.
__________________________________________________________________________________

Caldo Primordial, dirigida por Gerardo Dávila, 22 de abril de 2021. 

Reparto. Leticia Parra. Pablo Luna.

Director: Gerardo Dávila.

Asistente de dirección: Laura Fernanda SI.

Producción: Leticia Parra.

Diseño de producción: Malcom Vargas.

Realizadores: Fernanda Patricia, José Antillón y Malcom Vargas.

Iluminación: Gerardo Valdez.

Escenografía: Alejandro Fetiso.

___________________________________________________________________________________   Más sobre Percha Teatro: 




Aarón Coré.*

   Nació en Monterrey, Nuevo León, México en el año de 1982.  Egresó el 2015 de la Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León, México. (UANL). Actualmente, cursa el sexto semestre de la Licenciatura de Educación en la misma universidad.

   El 23 de marzo de 2020, creó la Revista Sector Nostalgia. Pasión por el retorno... A través de este proyecto, se retorna a un tema cultural, personaje o trayectoria de un artista específico y se vincula con nuestro presente por medio de la escritura, podcast, entrevistas y breves documentales.

   Fundó  Mezquiteatro, el 6 de febrero de 2019, una compañía teatral independiente en la que realiza talleres, escritura, teatro y encuentro con las comunidades.  

*Actualizado el 04 de septiembre de 2021. Monterrey, Nuevo León, México.


Publicar un comentario

0 Comentarios