Nostos educativo. Bitácora del rezago educativo en América Latina y México. Por Aarón Coré.


   
En el artículo anterior de esta sección nombrada Nostos Educativo, se analizaron las primeras notas de una bitácora que estoy realizando sobre un tema que me interesa profundamente: el rezago educativo. 
   
   Compartí hace unos meses la observación acerca del cineasta Polgovsky quien retrató en el 2009 la problemática social del rezago educativo a través del documental Los Herederos[1]

  Dicha problemática, representa una desigualdad social y humana que impide  el derecho a la educación de millones de niños, niñas, adolescentes y adultos en América Latina.  

   Sin embargo, la realidad abarca más sectores, si consideramos que la problemática no se puede limitarse exclusivamente a las zonas rurales, ya que también afecta a las zonas urbanas.  Mis notas actuales surgieron de una investigación que llevé a cabo como parte del Verano Científico PROVERICYT UANL 2020 e implica una mirada amplia sobre la problemática gracias a los datos que proporcionan las estadísticas y documentos de instituciones dedicadas al estudio de los diversos factores que afectan a la educación.

  El acercamiento a la investigación reafirmó mi entusiasmo por el proceso que tiene un punto de vista más científico sobre el tema del rezago educativo y el aprendizaje va de la mano de doctores especializados en investigación científica. El doctor José Juan Cervantes Niño, es uno de los doctores que me han guiado en el proceso para poder llevar a cabo la investigación de este tema y sugiere todo el tiempo que los datos que se encuentran sobre el rezago educativo sean analizados a detalle para poder cumplir los objetivos que se plantean llevar a cabo. Además, puede suceder que uno se encuentre ante hallazgos que den un giro completo a la investigación y que permitan realizar propuestas.

  Incluso el Dr. Cervantes menciona que es lo bello de la investigación, porque a partir de ahí, el análisis crítico del ensayo o investigación toma una gran forma al cuestionar datos que no se encuentran homologados y específicamente, se puede analizar y evaluar qué trabajo han realizado las instituciones educativas, políticas y hasta comunitarias con los datos que se generan década a década. 

   Los países que se toman en consideración en las estadísticas generalmente incluyen a los que se encuentran en el siguiente cuadro, los cuales aparecen en las estadísticas que se realizan a los países de América Latina por medio de la CEPAL:

Cuadro 1. Países de América Latina que se analizan en este artículo.[2]

1.    Argentina: idioma español.
2.    Bolivia: idioma español.
3.    Brasil: idioma español.
4.    Chile: idioma español.
5.    Colombia: idioma español.
6.    Costa Rica: idioma español.
7.    Cuba: idioma español.
8.    Ecuador: idioma español.
9.    El Salvador: idioma español.
10.  Guatemala: idioma español.
11.  Haití: idioma español.
12.  Honduras: idioma español.
13.  México: idioma español.
14.  Nicaragua: idioma español.
15.  Panamá: idioma español.
16.  Paraguay: idioma español.
17.  Perú: idioma español.
18.  República Dominicana: idioma español.
19.  Uruguay: idioma español.
20.  Venezuela: idioma español.

   Tan sólo en el 2008, existían 7 millones de niños, niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe que tenían la edad para iniciar la primaria o secundaria básica y de esa cantidad, 6.5 millones no asistían a la escuela. [3] La cantidad es sorprendente, porque se trata de niños y niñas que no saben leer y escribir y que muy posiblemente seguirán así durante años según los informes que se comparten cada década.

   Ahora bien, en México según la estadística del INEA 2015, informa que tenemos, 4 749 057 analfabetas; respecto a la cantidad de niños de primaria que han desertado es de 9 468 441 y sobre los adolescentes, son 16 113 744 que no asisten a la secundaria. los nñumeros anteriores dan como resultado  el 35% de rezago educativo en México respecto a su población demográfica y hay un grado mayor de sorpresa al analizar los porcentajes en cantidades reales, ya que en nuestro país existen 30 331 242 de personas que no están ejerciendo su derecho a la educación.[4]

 En la investigación, se puede observar, que hay rezago tanto en zonas rurales como en las urbanas en toda América Latina y México. Es decir, la problemática está afectando a ambas zonas por diversos motivos, los cuales no se pueden limitar al tema de la pobreza y esos motivos suelen relacionarse con la cuestión cultural, la familiar, una mala gestión del gobierno, la infraestructura, la metodología de enseñanza que se aplican en las escuelas o un sector donde reina la violencia.

  La estadística que  presenta la CEPAL y otros organismos enfocados en el estudio y análisis de la educación en América Latina son de gran ayuda al proporcionar porcentajes respecto a lo rural y urbano del rezago educativo. Se pueden conocer datos como zonas de pobreza y marginación, cuántos acceden a la tecnología o Internet, asistencia escolar y el gasto que se genera en cada uno de los países de América Latina.

  Sin embargo, desglosada por zonas rurales y urbanas las estadísticas respecto al analfabetismo, niños y niñas que no asisten a la primaria y adolescentes que no están en clases de secundaria, se podría ahondar más en la problemática y poder establecer un comparativo que permita evaluar mejor a las políticas que se han implementado tanto en zonas rurales como en las urbanas.

  Hablando de esta problemática en las aulas de estudio en la asignatura de Sociología de la educación, que se impartió durante el tercer semestre en la carrera de Educación, una de las conclusiones que pude anotar en mi bitácora del rezago educativo, era que el gasto público destinado a la educación en México se gastaba en temas administrativos, y al final, el porcentaje era de un 1.1% para la educación[5]. Ante ese panorama, reflexionábamos en cómo se podría tener una educación de calidad que incluso, contemplara propuestas ante el rezago educativo.

  Creo firmemente, en que cada Estado debe participar en crear soluciones, además, mi convicción es firme respecto a que no solamente sea una acción que involucre a una institución, se necesita la participación y unión ante una problemática que afecta a millones de personas tanto en zonas rurales como urbanas. Es importante considerar que las empresas que generan grandes ganancias económicas en nuestro estado deberían generar propuestas a fin de llevar la educación a las comunidades rurales donde es difícil o nula la educación.

  Una de las formas en que las empresas podrían apoyar es colaborando junto a las instituciones que actualmente no tienen los recursos e infraestructura para poder erradicar la problemática. Por ejemplo, hay instituciones sin fines de lucro que se acercan a las comunidades rurales y urbanas para educar a niños, niñas, adolescentes y adultos que no saben leer y escribir. Esa labor que realizan los organismos se dificulta más cuando son zonas urbanas o municipios marcados fuertemente por la violencia.

   Ahora bien,  es urgente una conciencia ciudadana donde  generemos un discurso donde no sólo se le exijan acciones a una institución o gobierno federal, sino que se establezca la participación y diálogo sobre esta problemática en cada una de las áreas de la educación y generar más propuestas por parte de cada ciudadano para que esas ideas lleguen a instituciones, sistema educativo o empresas para que se generen reformas o soluciones a fin de que se elimine el rezago educativo.

  En el próximo artículo analizaré las siguientes cuestiones  ¿qué se ha hecho y qué se está haciendo en cada país de América Latina? ¿Han funcionado las políticas para poder erradicar dicha problemática? ¿Qué país ha tenido más éxito en el largo camino? Porque hay que aclarar que el panorama no pinta de un manera optimista, como para trabajar en soluciones a corto y mediano plazo y se han requerido de décadas para poder erradicar o ir disminuyendo el rezago educativo.

  Mientras tanto, comparto lo que tengo en mi bitácora, seguir reflexionando en los millones de personas que no saben leer ni escribir, elaborar más propuestas y  hacer a un lado el pensamiento cómodo de que la situación ha dejado de estar presente. En necesario pensar y actuar respecto al hecho de que se está excluyendo a millones de niños, niñas y adolescentes del derecho a recibir educación.  No se puede permitir que continúe la problemática, ni mucho menos que se haga a un lado por motivos como la pobreza, la violencia, la falta de pedagogía en las escuelas, infraestructura o por cuestiones culturales.

  Independientemente de que ellos formen parte de una estadística, número o "pequeño" porcentaje de rezago educativo, esos niños, niñas y adolescentes forman parte de los seres humanos que conforman a América Latina.
Referencias:

[1] Ver el artículo La tarea que nos heredó Polgovski., que publiqué en este blog el mes de mayo de 2020.
[2] Están basados en La educación de jóvenes y adultos en América Latina y el Caribe hacia un Estado del arte. Informe regional de América Latina y el Caribe para la conferencia de seguimiento a CONFINTEA V, Bangkok, que, además, se basa en fuente de la CEPAL y coincide con datos del INEA 2015 del país de México.
[3] Martín del Campo, A. (2017) El rezago educativo total y su atención en México. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, vol. XLVII, núm. 2. Centro de Estudios: México. 
[4] UNICEF (2012) Completar la escuela. Un derecho para crecer, un deber para compartir. Todos los niños en la escuela en 2015. Iniciativa Global por los niños fuera de la escuela.  Panamá.

[5] México Evalúa (2011) 10 puntos para entender el gasto educativo en México: consideraciones sobre su eficiencia. México evalúa. Centro de análisis y de políticas públicas: México. Tomado de: file:///C:/Users/Prueba2/Downloads/Verano%20científico/ensayo/Centro%20de%20análisis%20de%20políticas%20públicas.pdf




Aarón Coré.*  

   Nació en Monterrey, Nuevo León, México en el año de 1982.  Egresó el 2015 de la Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León, México. (UANL). Actualmente, cursa el sexto semestre de la Licenciatura de Educación en la misma universidad.

   El 23 de marzo de 2020, creó la Revista Sector Nostalgia. Pasión por el retorno... A través de este proyecto, se retorna a un tema cultural, personaje o trayectoria de un artista específico y se vincula con nuestro presente por medio de la escritura, podcast, entrevistas y breves documentales.

   Fundó  Mezquiteatro, el 6 de febrero de 2019, una compañía teatral independiente en la que realiza talleres, escritura, teatro y encuentro con las comunidades.  

*Actualizado el 04 de septiembre de 2021. Monterrey, Nuevo León, México.


Publicar un comentario

0 Comentarios